finanzas

¿No logramos libertad financiera porque nos aterran las finanzas?

Cuando converso con personas de toda condición, inclusive de alto nivel académico y tocamos por casualidad el tema de las finanzas individuales por lo general veo reacciones adversas o impersonales; siempre me he cuestionado el porqué, a veces puedo concluir que se debe a serios problemas culturales heredados de generación en generación debido a enfoques distorsionados en nuestra educación latinoamericana, en la que se privilegió las letras y todo lo que abarcan las ciencias sociales en detrimento de las ciencias exactas y carreras técnicas, pues se consideró erróneamente que las clases acaudaladas sólo debían estudiar filosofía, jurisprudencia, literatura, poesía, etc., y como esta clase es aspriracional el entorno social pujó por parecerse a ésta aún aislando herramientas de crecimiento, como la tecnología a través de tiempo.

Es lamentable que como reacción a lo expresado haya surgido un movimiento en el que se consideraba inferior intelectualmente a quien no era rápido para las ciencias exactas como matemáticas o física, así, sin querer, se sentaban las bases del terrible anclaje en el que está el Ecuador y Latinoamérica en general; yo responsabilizo frontalmente a las autoridades educativas que en algunos casos cobijados en ideologías extremas estimularon lo social a lo técnico, estos desconocedores de la Historia y del por qué hay países ricos y prósperos y otros pobres y resentidos aún siguen en el poder, pero, ¿y qué tiene que ver esto con la ignorancia financiera?…

Mucho, pues los números son consecuencia de un proceso mental lógico, es filosofía cuantificada, expresada en cantidades, por lo tanto, si aprendes a pensar con coherencia dominarás los números sin inconvenientes, y además los interpretarás con criterio, no importa si sumas o restas con rapidez, para eso están las tablas de Excel o las calculadoras, el cerebro está para razonar no para memorizar y repetir las cosas sin mayor sentido como grabadora o para llevar el control mental de operaciones matemáticas que sólo promueven arrogancia y un falso sentido de coeficiente intelectual.

El conocimiento financiero es útil y necesario en nuestra vida diaria, es la única herramienta que permitirá pronosticar la clase de vida que tendremos y es la que proyecta perfectamente cómo somos, además, nos ayuda para tomar decisiones para bien o para mal, es una herramienta que nos confronta y mide nuestro grado de madurez emocional, pero fundamentalmente no es nada más ni nada menos que lógica expresada en términos de dinero.

No nos creamos la consabida retahíla de que porque no somos rápidos para calcular somos malos para los números y nuestra vocación entonces serán las ciencias sociales, y por tanto no tendremos éxito en la vida…, éstas son premisas falsas. Si aprendemos a pensar coherentemente con seguridad entenderemos los números y dominaremos las finanzas y al controlar las finanzas direccionaremos con sensatez nuestras propias vidas en gran manera.