Libertad financiera

¿Qué es libertad financiera?

Muchas personas buscan libertad financiera pero no están seguros de qué significa o qué implica, algunos consideran que es un contexto de absoluta felicidad donde no se trabaja ni se esfuerza por nada y el dinero fluye a borbotones; otros piensan que es el mero hecho de tener abundancia de tiempo y dinero pero la verdad es que no necesariamente es lo uno o lo otro. Libertad financiera es el escenario donde las cuentas están bajo control y se dispone de suficiente liquidez para hacer frente a cualquier eventualidad, además implica la opción de obtener ingresos independientemente de que trabajemos o no, el punto es que todo esto no es una causa sino una consecuencia y que no necesitas ganar millones para ser financieramente libre.

Libertad financieraLa libertad financiera nace con disciplina y se consigue en el tiempo, se aprende a ser libre financieramente dando a cada cosa su valor y posición, por ejemplo, no podemos considerarnos libres financieramente si no estamos asegurados, de hecho, aún teniendo millones en activos y no disponer de seguros de enfermedad o vida pueden trocar cierta estabilidad o seguridad económica en bancarrota pues en un momento determinado los activos valdrán lo que el mercado esté dispuesto a pagar por ellos, especialmente en momentos de catástrofe personal como accidentes o efermedades graves.

Uno de los ingredientes de la libertad financiera es el seguro; otro es el conocimiento financiero aplicado a la vida personal que implica dominar el manejo del efectivo, de manera que en la medida que las deudas estén bajo control o sean inexistentes mayor será el estándar de vida de la persona; otro factor que influye en la libertad financiera está en la capacidad de postergar la autogratificación, en mimarte, en consentirte, la estabilidad económica no es cuestión de echarte el ropero encima con lo más fino o a la moda, sino que está dada por las compras inteligentes que realices de manera que duren en el tiempo y de devenguen por el uso.
La libertad financiera se fortalece con el conocimiento financiero, es decir, con entrenamiento especializado en finanzas, contabilidad, negocios, tecnología pero fundamentalmente con una mente abierta para aprender constantemente y no subestimar cualquier iniciativa; un gran soporte para conseguir libertad financiera es apoyarse en personas que sepan del tema pero que sean libres financieramente además.

La alternativa de generar ingresos de varias fuentes es de importancia estructural para una vida sin sobresaltos financieros porque cuando un negocio se contrae y los ingresos bajan por ese lado puede existir la alternativa de obtener ganancias de distintas formas adicionales. No se llegará a tener libertad financiera si no se es un buen comunicador, no se puede pretender vender siendo tímido, y si se es de tal manera la clave es vencer la timidez, muy pocas personas son elocuentes por naturaleza, por lo general los mejores comunicadores son aquellos que ha triunfado a pesar de sus limitaciones o creencias limitantes (que son las barreras con las que nos han educado y que se repiten de generación en generación sin mayor sustento).

La libertad financiera es efímera, de modo que un hábil hombre de negocios debe estar muy despierto, caso contrario un giro tecnológico o alguna decisión gubernamental pueden afectar negativamente sus ingresos, o también la quiebra de sus clientes o proveedores; la libertad financiera es el resultado de una actitud permanente en el tiempo, nunca es algo fruto de la inspiración, es siempre el resultado de la experiencia, muy a pesar de lo que digan autores o motivadores del momento, quienes generalmente no son libres financieramente.

La libertad financiera más allá de estar en función de lo que ganas está en función de lo que haces con lo que ganas.