Trabaja-en-casa

Cómo obtener libertad financiera y ganar dinero con un trabajo en casa (2).

En la entrega anterior analizamos los dos pasos fundamentales para obtener dinero trabajando en casa, sin ellos cualquier expectativa de libertad financiera sencillamente es ilusión de adolescentes, la primera es la decisión de cambio y la segunda es el cambio de hábitos.

Muchas personas fracasan en su intento de iniciar sus negocios en casa porque no entienden que este es un escenario extremo y nada sencillo al comienzo, que implica llevar la fuerza de voluntad a niveles muy altos, e increíblemente empieza con cambios pequeños pero diarios, constantes, sostenidos.

Libertad Financiera, artículo de libertad financiera, consejos para ganar dinero con un trabajo en casa.

Libertad financiera gana dinero trabaja desde casa

Libertad financiera gana dinero trabajando desde casa

La libertad financiera es cuestión de tiempo, de largo plazo, en el que habrá instantes de desánimo y otros de euforia, pero únicamente se la consigue con paciencia y perseverancia, todas las personas que hablan de rápidos ingresos o de éxitos inmediatos sencillamente o están engañando o en el emprendimiento que comenzaron capitalizaron la experiencia de años previos, que a la vez costó mucho, en cualquier caso, el conocimiento financiero y de negocios no se da por casualidad, peor aun en el ambiente de opciones tecnológicas que vivimos en estos días.

Las siguientes opciones que sugiero para que logres tu libertad financiera y ganes dinero en casa son:

3.- Analiza tus habilidades personales.

Gran parte de los tropiezos en los emprendimientos personales se dan porque muchos no se conocen lo suficiente o no quieren enfrentarse con ellos mismos, sobre todo, no desean confrontar sus debilidades. La vida empresarial se inicia dominando los miedos, especialmente el miedo al fracaso y a hacer el ridículo; nunca ganarás dinero desde casa si te afecta el qué dirán, de modo particular si has sido un alto funcionario con éxito en el mundo corporativo y ahora por cualquier circunstancia estás desempleado.

Los altos ejecutivos por lo general no se transmutan en emprendedores porque se acostumbraron durante años a la seguridad relativa del sueldo, los benefcios, los viajes, el presupuesto, los asistentes y el estatus, así, cuando les toca vivir la curva de descenso profesional, si no han ahorrado lo suficiente (y las estadísticas dicen que en el 95% de los casos es así) optan por ser consultores de las mismas industrias en las que sirvieron o instructores o profesores universitarios, de modo que sus ingresos sufren grandes contracciones y sus estilos de vida merman.

Es irónico que en el mundo corporativo se privilegie el estatus a la seguridad económica, pero siempre las excepciones logran niveles descollantes, así, los ejecutivos que se prepararon con anticipación para su independencia financiera y empresarial en muchos casos disponen de ingresos más altos trabajando en casa con costos mínimos.

Las personas que busquen ingresos adicionales deben entender que necesitan imperativamente comunicar, en otras palabras, deben vender, y si en sus mentes el arquetipo del vendedor es aquel regordete que habla mucho, es impuntual y muy poco formal, deben cambiar de idea porque el vendedor profesional evoluciona en hombre de negocios y éste en empresario, hay en esto todo un proceso implícito que obedece a una escala evolutiva, en teoría.

La libertad financiera es producto de factores como disciplina, decisión, habilidades de comunicación, conocimiento de negocios y financieros, ahorros, valoración del dinero, aprovechamiento de oportunidades, valentía, honestidad y otras más, pero nace con el dominio sincero de las habilidades básicas y primarias de cada quien.

Si tienes miedo escénico, si no te gusta estar con gente, si no te gusta hablar ni comunicar nada, si prefieres estar solo, y eres esquemático y organizado, seguramente no naciste para los negocios, lo cual no quiere decir que no serás financieramente libre, pero quiere manifestar que en el ámbito de las relaciones personales no llegarás muy lejos, y como los negocios son entre personas lo más seguro es que descolles en un puesto operativo y no en otro comercial.

Si te apabulla el tiempo libre o no sabes qué hacer con él, no intentes trabajar en casa, decidir hacerlo equivale a no manejar una hora de ida y otra de regreso, o sea, tendrás dos horas adicionales al día de sobra ¿qué harás con ellas?, y así mucho tiempo más.

El tiempo libre es un mito muy utilizado por ciertos embaucadores, lo cierto es que libertad financiera y tiempo libre son antónimos, no sinónimos. Una persona madura procurará aprovechar su tiempo y no desperdiciarlo en hacer nada, es todo lo contrario de lo que se vende.

Si no conoces tus habilidades, preferencias o fortalezas te invito a descubrirlas, pero si no las conoces y deseas trabajar en casa en tu propio negocio te aseguro que llegarás a la meta en mucho más tiempo y con mucho más esfuerzo. El mundo de los negocios es amplio y las oportuniades cada vez son mayores, por eso es fundamental que tengas seguridad en ti mismo, pues de esto depende el 50% de tu éxito.

En la próxima entrega de “Cómo obtener libertad financiera y ganar dinero con un trabajo en casa” profundizaremos más; dame tus comentarios por favor y si te gusta este artículo twitéalo o postéalo en Facebook.

 Cómo obtener libertad financiera y ganar dinero con un trabajo en casa.“, artículo original del Economista Carlos Jurado Peralta.