tarjetas de credito

Educación financiera: ¿cómo salgo de las deudas de mis tarjetas de crédito? (1)

Aunque no querramos reconocerlo, la mayoría de nosotros tiene problemas con la tarjetas de crédito, en muchos casos esta clase de deudas supera nuestra capacidad de pago y luego vienen problemas que no sólo se circunscriben a lo financiero sino que contaminan la salud y hasta la vida familiar, terminando muchas veces en divorcios.

tarjetas de creditoEn más de una ocasión me han preguntado si las tarjetas de crédito son buenas o malas, he respondido que ni lo uno ni lo otro, son únicamente instrumentos, herramientas que pueden servir para propósitos coherentes, de modo que más allá de parcializarse con un concepto lo que deberíamos hacer es profundizar en conocimiento financiero, en aprender cómo funcionan y cómo pueden trabajar a nuestro favor; en esta saga de dos publicaciones estudiaremos cómo usarlas para nuestro beneficio.

Se han realizado varios estudios sobre el impacto de las tarjetas de crédito en la vida de las personas y se ha llegado a las siguientes conclusiones:

1.- Las personas gastan más de lo que ganan porque confunden a la tarjeta de crédito con un ingreso adicional.

2.- Las personas desconocen el monto de sus deudas totales por tarjetas de crédito.

3.- Las personas desconocen el costo financiero de sus tarjetas de crédito y de otras fuentes de endeudamiento.

4.- Las personas gastan más allá de todas sus posibilidades cuando disponen de más de una tarjeta de crédito.

5.- El aumento de cupo es asumido erróneamente como ingreso extra.

6.- Las personas quieren ponerse al día con sus deudas pero no saben cómo.

7.- La mayoría de los gastos cancelados con tarjetas de crédito pueden ser evitados pues son irrelevantes para familia.

8.- Las personas desconocen cómo pueden las tarjetas de crédito trabajar a su favor.

9.- Las personas desconocen la diferencia entre interés simple y compuesto, nominal y efectivo.

10.- A las personas no les interesa conocer de temas financieros porque los consideran inentendibles.

11.- Las personas que manejan dinero muchas veces no saben cómo hacerlo.

12.- Muchos empresarios confunden su dinero con el de la empresa.

13.- Muchos ejecutivos proyectan el manejo financiero personal al de la empresa para la cual trabajan.

14.- Muchas personas confunden contabilidad, tributación y finanzas.

15.- Muchas personas quieren aprender finanzas pero no se atreven por miedo a que los consideren
ignorantes en esta clase de temas “básicos”.

16.- Muchas personas no reconocen su bancarrota y buscan ingresos golondrina y negocios rápidos para que los saquen del apuro, y viven sus vidas tapando huecos y de apuro en apuro.

17.- Muchas personas consideran que gastando menos tendrán mejor estilo de vida.

18.- Muchas personas confunden libertad financiera con pagos al contado.

19.- Muchas personas consideran que su vida sería distinta si no tuvieran tarjetas de crédito.

20.- Muchas personas consideran “un mal necesario” a las tarjetas de crédito.

21.- Ciertas personas piensan que saber de finanzas es sacar de una tarjeta para gastar y luego de otra para pagar la deuda contraída previamente y así al infinito.

En vista del escenario descrito mi interés no es apoyar tal o cual cosmovisión sino más bien ayudarlos a abrir sus mentes para usar a las tarjetas de crédito como lo que son: instrumentos de pago.

En el próximo post publicaré un método que podrá ayudarnos a salir de las esclavitud financiera que es la esclavitud post moderna.