Marketing de contenidos

Libertad financiera: diferencias entre multiniveles y pirámides.

En vista del oleaje constante de ofertas de negocios con sistemas de multinivel y en base al desconocimiento generalizado del tema quisiera puntualizar las grandes diferencias que existen entre un sistema de multinivel y las estafas disfrazadas de éste, conocidas como pirámides financieras o “Ponzi scheme”.

La tecnología ha permitido expandir las oportunidades de negocios con inversiones pequeñas como jamás se lo hizo en el pasado, pero las alternativas de ingresos llaman por igual a formales e informales, serios y sinvergüenzas, trabajadores y haraganes…, de esta manera es fácil confundir a los negocios legales de multinivel con pirámides cuando se desconoce su estructura y funcionamiento.

Por varias razones, que serán materia prima de otras entregas, cuando se menciona “multinivel” el mercado casi automáticamente se bloquea y se pone a la defensiva, y así, sin mayor análisis los networkers somos percibidos como aprovechadores pues cargamos sobre nuestros hombros las culpas de aventureros que estafaron o se aprovecharon de la ingenuidad de personas inocentes, deseosas sólo de mejores días.

No obstante, como defensor del network marketing como sistema de distribución, de empoderamiento individual y como alternativa válida de subsistencia digna ante la decadencia del empleo formal, te comparto algunas de las principales diferencias entre un negocio multinivel y una pirámide para que estés advertido y no te dejes engañar por inescrupulosos:

* En el MLM existe un producto o servicio.

* En la pirámide, productos o servicios no existen, son pretextos.

* Los multiniveles te pagan por comercializar los productos o servicios.

* Las pirámides por ingresar personas.

* Los MLMs te pagan la comisión al completarse la venta y cobrar.

* Las pirámides te pagan al momento de ingresar personas por ingresar personas.

* En los multiniveles el beneficio es para toda la red de distribución acorde a los planes de compensación.

* Las pirámides benefician solamente a los que llegaron primero y están arriba.

* En el mlm puedes disfrutar del producto sin afiliarte al sistema o a la empresa promotora.

* En la pirámide no existe producto o servicios y no hay beneficio si no te inscribes al sistema (pagando).

* Las pirámides nacen y desaparecen, sus dueños son anónimos o todo es un secreto.

* Los mlms permanecen por años, excepto por malas administraciones o factores exógenos.

* En las pirámides muchos pierden pues las inversiones son altas por lo general y nunca son recuperadas.

* En los mlms todos tienen oportunidad de ganar debido a que las barreras de entrada son bajas.

* En las pirámides ganar, algunas veces, es excepción.

* En los multiniveles puede tener ingresos permanentes y residuales, puedes vender tu posición.

* En los MLM ganas si trabajas

* En las pirámides ganas así no trabajes, pues tu ingreso es la pérdida de otro.

Las pirámides necesitan involucrar gente todo el tiempo para poder pagar a los que “están arriba”, el punto es que cuando dejan de ingresar gente automáticamente viene el colapso, así, quienes entraron al último pierden todo, quienes estaban en la mitad recuperan algo, pero sólo quienes estuvieron al principio ganan, esto los motiva nuevamente a crear otra pirámide y así ad infinitum, por eso, no debe sorprender observar a los mismos promotores iniciar una y otra vez pirámides con el mismo sistema de compensación o con parecidos.

Las pirámides no necesariamente tienen esta forma, las hay también cuadradas, rectangulares y hasta redondas, por lo tanto no hay que relacionar la forma geométrica al sistema, peor aún considerar que al carecer de forma de pirmámide no lo es. Los promotores son muy habiles.

Debes tener en cuenta que para emprender en multinivel las siguientes recomendaciones:

1.- Que sea una empresa de verdad.
2.- Que sus promotores sean honestos (investigar antecedentes por favor).
3.- Que los productos o servicios sean útiles, no para uso excepcional o extremo.
4.- Que exista una relación sana entre precio y calidad.
5.- Que haya la posibilidad de obtener dinero devuelto si no satisface las expectativas.
6.- Que las comisiones o ingresos a obtener sean producto de la venta de los productos o servicios, no sólo por el hecho de ingresar por ingresar sin mayor criterio.